Facebook Twitter Youtube
Imagen del Mirandés-Real Valladolid de la 2015/2016.

Imagen del Mirandés-Real Valladolid de la 2015/2016.

El Real Valladolid visita este domingo a las 12.00 horas al farolillo rojo de la categoría: el CD Mirandés. Los de Pablo Alfaro afrontan un duelo a vida o muerte, que de perder se podría consumar su descenso a Segunda División 'B', en un estadio que, lejos de ser un fortín esta temporada, ha dejado escapar demasiados puntos. Los burgaleses son el peor equipo local de toda la categoría con 23 puntos, firmando un pobre balance de seis victorias, cinco empates y ocho derrotas; pero los vallisoletanos aún no conocen la victoria allí.

Mata pugna por un balón durante el duelo de ida (Foto: A. Domingo).

Mata pelea un balón ante el Mirandés (Foto: Andrés Domingo).

Con objetivos bien distintos, este domingo a las 12.00 tendrá lugar un duelo a vida o muerte en el Estadio de Anduva entre el CD Mirandés y el Real Valladolid. Mientras que los vallisoletanos están en plena pelea por el play off, los burgaleses tienen prácticamente imposible la permanencia en LaLiga 1|2|3, aunque Pablo Alfaro promete dar guerra hasta que las matemáticas digan lo contrario. Sin embargo, para que los de Miranda consigan la salvación, hace falta un milagro, para los que crean en la fe, o una gesta de proporciones épicas, para los que simplemente tengan en cuenta el aspecto deportivo. Cuatro finales por delante para que se cumpla el sueño de no bajar a los infiernos.

Kepa, tras encajar un gol en Anduva (Foto: LaLiga).

Kepa, tras encajar un gol en Anduva con el Real Valladolid.

Miranda de Ebro no es el destino ideal para que el Real Valladolid continúe con su buena dinámica en busca del play off. La entidad blanquivioleta no ha vencido nunca en el estadio mirandés y aún escuece la goleada (4-1) recibida la temporada pasada. Además, la situación del equipo burgalés tampoco ayuda. Para conseguir la permanencia deben ganar prácticamente todo lo que les queda, y la jornada pasada, después de vencer 0-1 en el Estadio Manuel Martínez Valero, los de Pablo Alfaro respiraron, ya que, de haber perdido, estarían matemáticamente descendidos. Los de Paco Herrera buscan la primera en el Estadio de Anduva.

Urko Vera, tras ser expulsado ante el Elche CF (Foto: LaLiga).

Urko Vera, tras ser expulsado ante el Elche CF (Foto: LaLiga).

La situación del CD Mirandés es agónica. A siete puntos de la zona de salvación, el equipo de Pablo Alfaro recibirá este domingo al Real Valladolid es una de sus últimas oportunidades de conseguir una salvación que parece imposible. Además, para el duelo ante el equipo de Paco Herrera, los burgaleses tendrán la delicada situación de afrontar el duelo con dos importante bajas. Como era de esperar, tanto Urko Vera como Daniel Provencio no podrán vestirse de corto. Ambos fueron expulsados en la importante victoria (0-1) ante el Elche CF y estarán fuera de la citación del entrenador zaragozano.

Pablo Alfaro, este martes en Miranda (Foto: CD Mirandés).

Pablo Alfaro, este martes en Miranda (Foto: CD Mirandés).

En la temporada 2011/2012, y tras una larga travesía por Segunda División B y Tercera División, el CD Mirandés llegaba al fútbol profesional. De la mano de Carlos Pouso, los burgaleses se presentaban en LaLiga 1|2|3. Hasta la fecha han sido cinco temporadas consecutivas en la categoría, incluyendo el ascenso administrativo del verano de 2014. En todo ese tiempo, el club rojillo había sido un equipo tranquilo a la hora de la toma de decisiones. No buscaba grandes cambios en su banquillo. Aferrado a la figura de Carlos Terrazas, que vivió en el banquillo burgalés más de 1.000 días, el equipo sostenía su vida en Segunda. La estabilidad era un sinónimo para poder trabajar en el Estadio de Anduva hasta esta campaña.

El Desmarque