Facebook Twitter Youtube
Miguel Rivera, en su presentación (Foto: Real Valladolid).

Miguel Rivera, en su presentación (Foto: Real Valladolid).

El Real Valladolid Promesas sigue mal. Muy mal. No frena su mal momento y seguirá una semana más muy lejos de la zona de salvación. La derrota (1-2) ante el San Sebastián de los Reyes ha potenciado el mal momento de un equipo sobre el que su entrenador, Miguel Rivera, sabe qué problemas tiene. Así los determinaba la semana pasada en Guijuelo y así lo hacía en la mañana de este domingo en los Anexos al Nuevo Estadio José Zorrilla tras una nueva derrota de sus jugadores. En un estilo diferente al de hace una semana, el experimentado entrenador pucelano tenía el mismo fondo: los muchos problemas y debilidades del filial blanquivioleta.

Miguel Rivera, en los Anexos (Foto: RealValladolid.es).

Miguel Rivera, en los Campos Anexos (Foto: RealValladolid.es).

El Real Valladolid Promesas está mal. Es colista en el grupo I de Segunda división B y se encuentra a siete puntos de la zona de salvación. Vive a casi la misma distancia de la zona a la que quiere llegar que puntos suma en 14 partidos. Con sólo una victoria en toda la temporadacon un cambio de entrenador y con solamente dos puntos de los últimos 15 posibles, la situación blanquivioleta no es nada agradable. El equipo no deja un solo ápice de ilusión, y menos tras la rueda de prensa de Miguel Rivera tras la derrota (2-1) ante el Club Deportivo Guijuelo este pasado domingo.

Facebook Twitter 19
El CD Guijuelo celebra la victoria del domingo (Foto: CDG).

El CD Guijuelo celebra la victoria del domingo (Foto: CDG).

El Real Valladolid Promesas no termina de arrancar. El equipo de Miguel Rivera se está dejando muchos puntos en encuentros directos por al salvación. Si bien es cierto que el empate (1-1) ante el Club de Fútbol Fuenlabrada elevaba el optimismo en el seno del filial blanquivioleta, la reciente derrota (2-1) ante el Club Deportivo Guijuelo ha descendido esa ilusión. El realismo se vuelve a apoderar de los Anexos. Lo ha hecho porque no es la primera ver que los jóvenes jugadores pucelanos pierden una gran oportunidad ante un rival del mismo objetivo. Hace pocas, semanas, por ejemplo, caían (2-1) en su visita a Talavera de la Reina.

El Real Valladolid Promesas visita a la Ponferradina en la jornada 6.

El Real Valladolid Promesas visita El Toralín en la jornada 6.

No han pasado muchas jornadas desde que arrancara la temporada en Segunda División B. Solo cinco, aunque suficientes para comprobar que el nuevo Real Valladolid Promesas ni carburaba ni daba visos de poder cambiar su situación. Por eso, todo ha ido muy rápido. La marcha de Carlos Pérez Salvachúa tenía lugar durante la semana y, sin tiempo que perder, la llegada al banquillo del andaluz Miguel Rivera se producía ipso facto.

Miguel Rivera, en su presentación.

Miguel Rivera, en su presentación (Foto: Real Valladolid).

Miguel Rivera, nuevo entrenador del Real Valladolid Promesas, ha aterrizado en el club pucelano con muchas ganas. Así lo demostró en la rueda de prensa celebrada en el Nuevo Estadio José Zorrilla, que sirvió como presentación ante los medios de comunicación. Una comparecencia que quiso comenzar mandando "un mensaje de agradecimiento a Carlos (Salvachúa). Muchas veces se es bastante injusto con nosotros. Todo mi apoyo y un fuerte abrazo".

Miguel Rivera, tras un entrenamiento con el Almería.

Miguel Rivera, tras un entrenamiento con el Almería.

Miguel Rivera Mora, entrenador malagueño de 56 años y con una amplia experiencia en banquillos de Segunda División B, es el elegido para hacerse cargo del banquillo del Real Valladolid Promesas tras la salida de Carlos Pérez Salvachúa, destituido este martes. Con el Linares Deportivo como último conjunto, Torredonjimeno CF, Fútbol Club Cartagena, Unión Deportiva Melilla, Águilas CF, Écija Balompié, Granada 74 o Caravaca CF son otros de los equipos que aparecen en su extenso curriculum de más de 15 años de carrera en los banquillos de bronce.

Facebook Twitter 10
Imagen de los cuatro entrenadores del Almería esta temporada.

Imagen de los cuatro entrenadores del Almería este año.

Entrenar a un conjunto como el Almería es muy ilusionante y más si se hace en Segunda división. Hacerse cargo del equipo rojiblanco provoca grandes connotaciones. Todos los entrenadores tienen un punto que les invita a aceptar la oferta almeriense sin dudar. Si en el caso de Sergio Barjuán fue el hecho de poder formar su propio proyecto, elegir varios de sus jugadores y conformar su proyecto más emocionante como entrenador, en el caso de Joan Carrillo y Néstor Gorosito ha supuesto la opción de llegar a España y poder mostrar su potencial como entrenadores.

El Desmarque