Facebook Twitter Youtube
Espinoza celebra un tanto con sus compañeros (Foto: A. Domingo).

Espinoza celebra un gol en Zorrilla (Foto: Andrés Domingo).

De tocar fondo en el Ramón Sánchez Pizjuán, a rozar con los dedos el cielo del play off. El Real Valladolid ha sumado 14 de los últimos 18 puntos en juego desde la derrota 2-6 ante el filial sevillista, día en el que Cristian Espinoza saltó al terreno de juego para disputar los últimos cinco minutos. Tiempo insuficiente para demostrar nada y mucho menos para obrar el milagro en una tarde aciaga en suelo andaluz, pero un pequeño primer paso para revolucionar al conjunto de Paco Herrera en las semanas venideras. El argentino ha llegado como agua de mayo y con él de titular, el Pucela no conoce la derrota.

Facebook Twitter 43
Los jugadores del Lorca FC celebran el ascenso con David Vidal.

Los jugadores del Lorca FC celebran el ascenso con David Vidal.

Mientras el Real Valladolid continúa en plena lucha por meterse en el play off que le daría acceso a disputar el ascenso a Primera División, algunos equipos ya saben en qué categoría van a estar la próxima temporada. Es el caso del Lorca FC o de la Cultural Leonesa, que conseguían el ascenso a la división de plata este fin de semana tras derrotar al Albacete Balompié y al FC Barcelona B, respectivamente.

Álex Pérez celebrando el tanto (Foto: A. Domingo).

Álex Pérez, celebrando el tanto (Foto: Andrés Domingo).

"Sabíamos lo que nos estábamos jugando y hemos ido a por todas", ha resumido a la perfección Álex Pérez en la rueda de prensa pospartido. La herida del Estadio de Anduva aún escocía en el orgullo de los blanquivioleta y ante más de 11.000 espectadores, era el momento idóneo para resarcirse. Preguntado sobre la segunda mitad ante el CD Mirandés, el zaguero ha reconocido que "no había miedo a que ocurriera lo mismo" contra el Getafe CF y que el equipo, a pesar de echarse atrás, "se ha hecho fuerte". La actitud hizo el resto.

Facebook Twitter 37
El Real Valladolid, tras el segundo gol burgalés (Foto: LaLiga).

El Real Valladolid, tras el segundo gol burgalés (Foto: LaLiga).

Pasados las horas y, posteriormente, los días y analizando en frío el doloroso empate (2-2) ante el Club Deportivo Mirandés, la pena que existe sobre el Nuevo Estadio José Zorrilla es eso, pena. Y exigencia. Mucha exigencia. Ya no existe lástima por el fallo de Isaac Becerra en esa última jugada ni recuerdo por el enfado de Paco Herrera tras el duelo. Tras la jornada y analizando todo lo ocurrido, el Real Valladolid afronta los tres próximos partidos con la exigencia de ganar los tres duelos. Comenzando por el visita del Getafe CF  de este próximo sábado a las 18.00 horas, el Real Valladolid en el Estadio de Anduva y en aquel tanto de Luciano Balbi se dejaba el margen de error para esas tres "finales" que restan hasta el final de temporada. Pese a ello, #Yocreo, como muchos de los jugadores del Real Valladolid.

Los jugadores se lamentan en Anduva (Foto: LaLiga).

Los jugadores se lamentan en Anduva (Foto: LaLiga).

Gol del abandono: dícese del tanto encajado en los últimos minutos por una desconexión del equipo. O eso se puede percibir de las palabras de Paco Herrera tras el inexplicable final (2-2) en el Estadio de Anduva. Si admitimos esa definición extraída de las declaraciones del técnico pacense, el gol en propia meta de Luciano Balbi es el enésimo de una temporada en la que han volado muchos puntos con acciones como la vivida ante el CD Mirandés.

Facebook Twitter 17
El CD Mirandés celebra el empate del domingo (Foto: LaLiga).

El CD Mirandés celebra el empate del domingo (Foto: LaLiga).

Todo parecía de cara, pero la tercera victoria no llegó. El Real Valladolid vencía 0-2 en el Estadio de Anduva ante un CD Mirandés con 10 tras la expulsión del guardameta Roberto Gutiérrez por doble amarilla. Sin embargo, los locales tiraron de casta y orgullo y obraron una remontada inédita (2-2) para la entidad vallisoletana esta temporada. El feudo burgalés continúa inexpugnable para los de Paco Herrera que, aún así, consiguieron el punto necesario para alcanzar el play off cuatro meses después. Por contra, los vallisoletanos sí que han sido capaces de remontar un tanto adverso hasta en dos ocasiones: ante el Rayo Vallecano (2-1) y la AD Alcorcón (1-2).

De Tomás provocó un penalti de nuevo (Foto: LaLiga).

Raúl de Tomás provocó un penalti de nuevo (Foto: LaLiga).

La delantera del Real Valladolid sigue dando alegrías en este tramo final de la temporada. Desde llegada de Cristian Espinoza se han acoplado todas las piezas del equipo, mención especial para Raúl de Tomás. El madrileño encadena ya tres jornadas viendo portería y ha visto marcado en siete ocasiones durante los últimos seis partidos. La media de estas últimas fechas es de más de un tanto por partido, cifras goleadoras que valen para continuar líder con 14 tantos en la carrera por el pichichi blanquivioleta, amén de Jose Arnáiz, que le sigue de cerca con 12 dianas después de marcar en Miranda de Ebro también.

Facebook Twitter 13
Imagen del encuentro en Anduva (Foto: LaLiga).

Imagen del Mirandés-Real Valladolid en Anduva.

Inexplicable final para una ocasión de oro, no solo de sumar tres puntos vitales en una jornada aciaga para los rivales directos en la pelea por el play off, sino también de romper la maldición en un campo en el que el Real Valladolid aún no conoce la victoria. Y las cosas no podían ir más de cara: 0-2 ganando al descanso y un hombre más para los de Paco Herrera, que vieron como el cruel destino, o la justicia, les tenía reservado un gol en propia meta en el minuto 94 para mantener vivos a locales. Así, el Estadio de Anduva continuará siendo territorio prohibido durante, al menos, un año más.

Balbi y Álex Pérez, tras recibir el empate en Miranda.

Balbi y Álex Pérez, tras recibir el empate en Miranda.

Lo que el Real Valladolid vivió en el Estadio de Anduva, uno de sus campos malditos, fue muy duro, durísimo. Todos nos las prometíamos muy felices en tiempo de descanso con el 0-2 que reflejaba el marcador y el CD Mirandés con un jugador menos, pero el cruel final se cebó con el Pucela. Para colmo, el gol del empate llegó de forma inverosímil: en propia puerta tras una jugada desgraciada y sin nadie del conjunto rojillo alrededor.

Once titular del Real Valladolid en Anduva (Foto: LaLiga).

Once titular del Real Valladolid en Anduva (Foto: LaLiga).

La sensación tras el empate (2-2) ante el Club Deportivo Mirandés es de derrota. Así lo confirmaba Paco Herrera en su comparecencia de prensa y lo corroboraban varios jugadores. Tras el pitido final, la sensación no era buena. Después de él, tampoco. Así se podía ver en el mensaje que Alex Pérez mondaba desde su cuenta de Instagram. Pese a que el madrileño sólo piensa ya en el duelo ante el Getafe CF, el '24' habla de "venganza". Ésta es el mejor éxito para un jugador que sólo piensa en que "todos juntos" deben trabajar "por la final del sábado en casa". Así sea. El Real Valladolid lo necesita.

Facebook Twitter 21
El Desmarque