Facebook Twitter Youtube
Pedro de la Lastra, uno de los más destacados del partido.

Pedro de la Lastra, de los más destacados (Foto: Luz Fierro).

Con 240 minutos de Liga por disputarse, el VRAC Quesos Entrepinares sigue cumpliendo para intentar asaltar el primer puesto de la clasificación. Superada la jornada 19, el equipo de Diego Merino ya iguala en puntos al primer clasificado, el Silverstorm El Salvador, después del triunfo quesero con bonus en el campo de San Román y de los cuatro puntos sumados por el conjunto de Juan Carlos Pérez en los Campos de Pepe Rojo.

Zorrilla, con los palos instalados el año pasado.

El Estadio Zorrilla, con los palos instalados el año pasado.

El rugby y la Final de la Copa del Rey volverán al Estadio José Zorrilla. La candidatura de 'RugbYa', impulsada por el Silverstorm El Salvador y el VRAC Quesos Entrepinares con el apoyo de las instituciones vallisoletanas y de la Junta de Castilla y León así como del Real Valladolid, ha conseguido que la Federación Española de Rugby vuelva a conceder a Zorrilla la organización de la final copera.

Nathan Paila conduce el oval tras una melé. (Foto: JCR)

Nathan Paila conduce el oval tras una melé. (Foto: JCR)

En una jornada con nuevas sorpresas y cambios en la parte alta de la clasificación, el VRAC Quesos Entrepinares no cedió ningún punto y consiguió el resultado más abultado del fin de semana al derrotar 55-14 a un Fútbol Club Barcelona que estuvo casi 20 minutos por delante en el marcador. Lejos de aumentar, las diferencias entre los 12 equipos de la División de Honor de rugby se reducen con el paso de las semanas. Nadie regala nada y todo el mundo se juega mucho. Lo demostraron también los catalanes en Pepe Rojo.

El VRAC sale de una melé en Fadura (Foto: Aitor Uriarte).

El VRAC sale de una melé en Fadura (Foto: Aitor Uriarte).

Partido con momentos de locura pero controlado por parte del VRAC Quesos Entrepinares. El equipo de Diego Merino volvió sumar un triunfo de cinco puntos y se mantiene en la pelea de la parte alta de la División de Honor tras 17 jornadas disputadas. El Quesos dominó el duelo en juego y estáticas, con fallos evitables en la touch, pero de nuevo con una melé imponente que le sigue dando mucho al Entrepinares.

Placaje de Axtens durante el encuentro (Foto: JCR).

Placaje de Axtens durante el encuentro (Foto: JCR).

El VRAC no veía oportuno disputar el partido y el imponente triunfo frente al Sanitas Alcobendas no le ha hecho cambiar de opinión. El Quesos expulsó toda la rabia acumulada y demostró capacidad, sobre el césped y en el banquillo, para ser el equipo de las últimas temporadas. Un juego espléndido y una intensidad inmejorable hizo olvidar que enfrente estaba el verdugo de la Copa y de la primera vuelta. Diego Merino, técnico quesero, cargó tras sumar los cinco puntos contra el rival, Alcobendas, y contra la FER (Federación Española de Rugby), tal y como se puede ver comprobar en el vídeo de ElDesmarque.

Imagen de un partido entre VRAC Quesos Entrepinares y Ordizia.

Imagen de un partido entre VRAC Quesos Entrepinares y Ordizia.

El VRAC Quesos Entrepinares necesitaba volver a sentirse ganador y lo consiguió. El Estadio de Altamira se presentaba como un escenario comprometido para recuperar la dinámica victoriosa y el Quesos tuvo que emplearse a fondo hasta el último segundo del encuentro para sumar cuatro valiosos puntos que le mantienen en la pelea de la parte alta. Sin brillo pero con brega, el Entrepinares sacó adelante un partido trabado y exigente.

Placaje en el derbi vallisoletano. (Foto: Juan Carlos Rodríguez)

Placaje en el derbi vallisoletano (Foto: Juan Carlos Rodríguez).

El VRAC Quesos Entrepinares consumó su segunda derrota en siete días y el Silverstorm El Salvador se anotó también el derbi de la segunda vuelta en la División de Honor. El resultado, 23-24, es idéntico al que decantó la Liga 2015/2016 a favor de los chamizos, que una vez más supieron gestionar mejor los minutos finales del partido. El VRAC pudo cerrar el encuentro cuando el marcador reflejaba un favorable 23-10, pero varios errores tontos condenaron a los queseros, incapaces de reaccionar en el tramo final y penalizados por la amonestación a Pita Anae. Un golpe de castigo pudo valer la victoria, pero el oval se quedó corto y El Salvador se apuntó un triunfo que aprieta las cosas por la parte alta de la clasificación.

John Wessel-Bell placa a Perico Martín. | JCR

John Wessel-Bell placa a Perico Martín. | JCR

Ochenta minutos duró la Copa del Rey 2016/2017 para el VRAC Quesos Entrepinares. Alcobendas asaltó los Campos de Pepe Rojo con todas las de la ley y menguó a los vallisoletanos, sin el espíritu que solo seis días atrás les permitió levantar un partido cuesta arriba en el Estadio Baldiri Aleu. Ese espíritu ganador desapareció en el conjunto quesero, que tuvo ráfagas de buen juego pero no estuvo los suficientemente concentrado para inclinar la balanza a su favor en los momentos clave del choque. Sanitas Alcobendas empezó por debajo de lo esperado y acabó con una sorprendente frescura que no se esperaba. Los madrileños supieron aprovechar los momentos de debilidad de los locales, no así el VRAC.

Gavidi avanza con el oval en el VRAC-Santboiana de la 15/16.

Gavidi avanza con el oval en el VRAC-Santboiana de la 15/16. | Juan Carlos Rodríguez

Cinco últimos minutos de locura en el Estadio Baldiri Aleu otorgaron un importante triunfo al VRAC Quesos Eentrepinares, que comenzó el nuevo año como había terminado el anterior, ganando, aunque tuviera que sudar hasta el final para conseguirlo. Y es que la UE Santboiana plantaba cara desde el principio. Abriendo el campo y con una gran presión, ponía las cosas muy difíciles a los de Diego Merino, que se veían obligados a jugar más compactos, tardando siete minutos en atravesar la línea de 22.

Alberto Blanco, con el oval, ante el Gernika.

Alberto Blanco, con el oval, ante el Gernika. | Juan Carlos Rodríguez

El VRAC Quesos entrepinares despidió 2016 con una victoria que pone de manifiesto el crecimiento que el equipo ha experimentado en los dos últimos meses. Frente al Bizkaia Gernika, en el primer encuentro de la segunda vuelta, tenía encarrilado el partido a los 22 minutos de juego, con cuatro ensayos y el punto bonus garantizado. Los tempraneros ensayos de Álvaro Abril, Mathew Axtens, Pablo Miejimolle y Álex Gutiérrez Müller dejaban hechos los deberes con una hora de rugby por delante.

El Desmarque