Facebook Twitter Youtube
Venció 23-15 el derbi pucelano

El Chami se lleva el aperitivo

Escrito por ElDesmarque

Domingo, 02 Octubre 2016 17:05
Reportar vídeo Reportar

1       
Pulse para ampliar

El Chami venció el derbi al VRAC.

Más que el juego, la cabeza. La ansiedad y las fuertes emociones que depara el derbi frente al Silverstorm El Salvador volvieron a jugar una mala pasada al VRAC Quesos Entrepinares, que planteó un buen partido pero se volvió a quedar a las puertas de llevarse el triunfo. Pese a que algunos pronósticos indicaban que los visitantes estaban todavía de pretemporada y los de Juan Carlos Pérez darían pocas opciones, el Quesos mantuvo el pulso al Chami hasta el pitido final y tuvo opciones de sumar una nueva victoria.

La meritoria y trabajada frialdad con la que El Salvador volvió a jugar los minutos y las jugadas decisivas decantó la balanza hacia los blanquinegros, que tuvieron que emplearse a fondo para romper la intensa defensa pertrechada por Merino durante las últimas semanas. Con piezas todavía por amoldar, los queseros demostraron ser un equipo competitivo y en evolución. También en melé, donde el VRAC se creció en la segunda parte.

Poca vistosidad

Como acostumbra en las últimas temporadas, el derbi careció de vistosidad y los pequeños detalles terminaron por ser decisivos. Los nervios jugaron una mala pasada a ambos conjuntos en los primeros compases del partido, sin apenas jugadas hilvanadas y con muchos errores propios tanto en el VRAC como en El Salvador. El Quesos comenzó sufriendo en la touch, faceta en la que había demostrado una ligera mejora en las primeras jornadas pero que volvió a ser un calvario durante la primera parte.

Pese a ello, Steve Alfeld adelantó con el pie al VRAC, aunque Jaime Mata no tardaría en poner las tablas con otra patada acertada. Alfeld volvía a responder y el Entrepinares recobraba los tres puntos de ventaja. pero el Silverstorm consiguió por medio de Juan Ramos su primer ensayo, transformado. Los queseros salieron vivos de sus peores minutos y en el tramo final de la primera parte demostraron que podían ofrecer una mejor versión, incluso teniendo de nuevo Alfeld una opción fallida de acercar a un punto al VRAC.

Sin ensayos queseros

Tras el paso por vestuarios y ante la ausencia de Gareth Griffiths, Alfeld volvió a asumir la responsabilidad pateadora y, ahora sí, dejaba en mínima la diferencia en el marcador. Sin embargo, y cuando parecía que el VRAC podía dar un golpe en el partido, el Silverstorm volvió a ver la luz con un ensayo de Joe Mamea ratificado por Mata.

Sin margen para que El Salvador decantase el partido, Alfeld pateó entre palos en dos ocasiones en quince minutos y el electrónico volvió a ajustarse. A partir de ahí, el juego se trabó y dejó pocas oportunidades para que el VRAC voltease el duelo. En una de ellas, la más clara, el equipo cometió un inexplicable avant que tumbó sus opciones de llevarse la victoria. Voló incluso el punto defensivo gracias a una lejana patada de Mata con el tiempo cumplido que abría siete días de receso hasta el próximo cara a cara: la Supercopa.

CLICK PARA COMENTAR

 

 
El Desmarque