Facebook Twitter Youtube
Derrotó por 13-9 al VRAC en Zorrilla

El Chami, campeón

Escrito por ElDesmarque

Domingo, 17 Abril 2016 20:06
Reportar vídeo Reportar


Tal y como se preveía, Valladolid se volcó con su final de la Copa de SM El Rey de rugby. Un Estadio José Zorrilla completamente abarrotado fue testigo desde primera hora de la mañana de cómo la ciudad se ha convertido, por derecho propio y gracias a SilverStorm El Salvador y VRAC Quesos Entrepinares, en la capital del rugby español.

En el plano deportivo, el encuentro arrancó con el respeto habitual que se tienen dos rivales que se conocen tan bien como lo hacen los dos equipos vallisoletanos, tentando los posibles puntos débiles de los rivales. El primer lanzamiento a palos lo protagonizó Gareth Griffiths para el VRAC Quesos Entrepinares nada más arrancar el encuentro, desde la línea divisoria, aunque se quedó ligeramente corto.

Los siguientes minutos se vieron condicionados por un repentino chaparrón, que empapó a las más de 26.000 personas congregadas en el José Zorrilla. Fue precisamente en medio de esta lluvia cuando subieron los primeros puntos al marcador, merced a un golpe de castigo pasado desde la línea de 40 metros por Sam Katz para SilverStorm El Salvador.
A partir de ahí, siguió la tónica del encuentro, con un cierto dominio territorial de los blanquinegros, en el que ninguno de los jugadores quería arriesgar ni un ápice más de la cuenta. Patadas profundas para uno y otro lado, bien controladas en todos los casos por parte de las líneas de tres cuartos, y los equipos estirándose paulatinamente, con acciones de mérito de las delanteras y de las líneas, apretando con intensidad a sus rivales.

Sin embargo, el VRAC Quesos Entrepinares consiguió sacudirse la presión, y fue avanzando poco a poco hasta las posiciones de SilverStorm El Salvador. Gracias a este avance consiguió remontar el 3-0 inicial, con dos certeros golpes de castigo pasados por Gareth Griffiths, que situaban a los de Diego Merino con 3-6 en el marcador.

En esa fase del encuentro llegó el primer contratiempo de una cierta importancia para los hombres de Juan Carlos Pérez, que vieron cómo Raphaël Blanco tenía que ser retirado en camilla debido a un fuerte golpe recibido en una jugada defensiva, en el minuto 21. El jugador francés de SilverStorm El Salvador fue sustituido por Alberto Díaz, aunque el cambio fue temporal, consiguiendo volver el francés en el segundo tiempo.

Siguió el resto del primer tiempo con la misma tónica, con un VRAC Quesos Entrepinares que buscó el ensayo en un par de ocasiones por el flanco izquierdo del ataque, aunque en ambas oportunidades fue frenado por la defensa de SilverStorm El Salvador. Gareth Griffiths volvió a intentarlo con los palos desde la línea divisoria pasado el minuto 30, aunque el lanzamiento del apertura azulón se quedó corto.

Los últimos compases del primer capítulo de esta apasionante final vieron cómo SilverStorm El Salvador se rehacía, recuperándose del dominio de los minutos anteriores del equipo de Diego Merino, aunque los hombres de Juan Carlos Pérez no consiguieron llevar más puntos a su marcador. Tampoco lo hicieron los del VRAC Quesos Entrepinares, con lo que al descanso el marcador se quedó en el ya mencionado 3-6.

La presión ejercida en los últimos minutos del primer tiempo por parte de SilverStorm El Salvador tuvo su continuidad en el arranque del segundo tiempo. Los blanquinegros consiguieron hilvanar un buen ataque con varias fases sobre la línea de 22 del VRAC Quesos Entrepinares, aunque el ataque colegial se terminó con un avant, con lo que no llegó a más.

Sin embargo, el juego a lo largo de la primera mitad del segundo tiempo siguió volcado en manos blanquinegras, que tuvieron el dominio territorial que acabaron cosechando 3 nuevos puntos, gracias a un golpe de castigo pasado por Sam Katz.

La confirmación del dominio colegial llegó en el minuto 60, cuando la línea de tres cuartos de SilverStorm El Salvador consiguió dividir a la zaga de VRAC Quesos Entrepinares, tras lo que en una gran acción individual que comenzó en la línea de 40 metros Alberto Díaz consiguió zafarse de los rivales que le salían al paso, para acabar posando el oval bajo los palos del fondo sur del estadio Zorrilla. Sam Katz, una vez más infalible, pasó la transformación, colocando el 13-6 en el electrónico.

Apenas 5 minutos más tarde el VRAC Quesos Entrepinares contrarrestaba en parte la ventaja adquirida por los rivales, con un nuevo golpe de castigo que Gareth Griffiths pasaba entre los palos desde una cómoda posición cercana a la línea de 22, colocando el 13-9 en el electrónico de Zorrilla.

Sin embargo, el dominio del juego en el partido, gracias a un juego más elaborado y sin buscar situaciones forzadas continuó siendo de SilverStorm El Salvador, que hizo que VRAC Quesos Entrepinares acudiese a las zonas de pase, pero con un juego muy abierto y gran defensa en toda la anchura del césped. Los de Diego Merino, obligados por la desventaja en el marcador, trataron de imprimirle un ritmo muy alto al partido, aunque fueron frenados en todas sus acciones ofensivas por el equipo blanquinegro.

Esa férrea defensa colegial siguió hasta el final del partido, pese a los intentos del VRAC Quesos Entrepinares por llegar a la zona de marca blanquinegra. Pero de forma infructuosa, porque el marcador no se movió más, y el pitido final de Jorge Molpeceres supuso la conquista de la LXXXIII Copa de SM El Rey por parte de SilverStorm El Salvador.

Tras el partido llegó la entrega de medallas y trofeos, presidida por Su Majestad el rey Felipe VI, que terminó en una gran celebración, vivida por el público congregado en el José Zorrilla con el respeto que se esperaba por su parte, y que sirve para confirmar, una vez más, que Valladolid es la capital del rugby español.

En definitiva, una gran fiesta del rugby nacional, que demuestra gozar de muy buena salud y de muy buenos mimbres para encarar una etapa de crecimiento, con eventos del nivel del que se ha vivido hoy en el Estadio José Zorrilla de Valladolid.

CLICK PARA COMENTAR

 

 
El Desmarque