Facebook Twitter Youtube
Regreso de Amath Ndiaye al José Zorrilla

El ventajismo del gol

Escrito por Ángel Velasco B.

Jueves, 09 Febrero 2017 09:07
Facebook Twitter 11
Reportar vídeo Reportar

1       
Pulse para ampliar

Amath y Pape, en sus actuales etapas en Tenerife y Huelva.

Amath Ndiaye Diedhiou (Pikine, Senegal, 16/07/1996) es el jugador de moda. Del Club Deportivo Tenerife, próximo rival del Real Valladolid, y, muy posiblemente, de la categoría. Se trata de un futbolista de apenas 20 años que acumula 1.792 minutos esta temporada con el equipo canario, al que llegó cedido en el mes de agosto desde el Atlético de Madrid. El conjunto colchonero decidió ceder a este jugador senegalés a LaLiga 1|2|3 después de que la temporada pasada fuera el máximo goleador de su filial, en Tercera División, con 10 tantos.

La actual estrella del equipo de Pep Lluís Martí vive el que es su segundo año tras cumplir su etapa de formación. En su segundo año “senior”, el jugador ha explotado. Está en su momento y el Club Deportivo Tenerife, el tercer mejor equipo del momento sólo por detrás del Levante UD y el Girona FC, lo agradece. Este potente atacante triunfa en la actualidad tras la primera oportunidad que le dio el Real Valladolid con 14 años cuando le abrió las puertas de los Campos Anexos para jugar en la ‘Cadete A’ del equipo pucelano. No lo hacía solo. Iba acompañado por Pape Assane Mbodji (Dakar, Senegal, 20/09/1997). La gran esperanza del Real Valladolid en 2013. No hace tanto.

A la sombra de Pape

Pape, futbolista 14 meses más joven que la actual referencia canaria, era hace cuatro años un jugador que suscitó muchos dolores de cabeza en las oficias pucelanas. La ilusión por su talento y el miedo a perderle fueron una mala combinación para Carlos Suárez y Alberto Marcos, entonces director deportivo blanquivioleta. Entrenando con el primer equipo siendo aún cadete, el jugador era un sueño que el club maneja pero del que no podía disfrutar a 100%. Una esperanza de elevadas dimensiones. El senegalés se convirtió en una dura pelea. La legislación no ayudó, las negociaciones no fueron fructíferas y el jugador, que llegó a debutar en un amistoso con el primer equipo en el Estadio El Plantío de Burgos en abril de 2014, abandonó el Club meses después de aquel partido que jugó como lateral derecho.

En aquellas fechas, el interés pucelano se centraba en Pape y no en Amath. Incluso la Cadena COPE llegó a asegurar, en una afirmación que expuso la web Blanquivioletas, que el Club no quería a Amath. Echaría el resto sólo por Pape. Ahora, con uno triunfando en el Tenerife y otro en un papel muchísimo más que discreto en el Recreativo de Huelva, el foco ha cambiado. La apuesta ya no debería haber sido Pape. El esfuerzo debería haber sido por el “otro”. “El bueno era Amath”, parece entenderse. Normal viendo los números de uno y de otro en la actualidad.

Ese todoterreno que Miroslav Djukic y Juan Ignacio Martínez vieron trabajar con el primer equipo, aquél que competía en Primera División, ha sido superado por su compatriota. Ahora, con ocho goles, el recuerdo del tanto copero en el Nuevo Estadio José Zorrilla que llevó a la prórroga en octubre y los tristes 97 minutos de Pape en Huelva, el camino que se tenía que haber tomado parece claro. La apuesta por Amath era obligatoria. El ventajismo del gol. Sin duda.

Uno más

Con las cifras del ‘31’ canario parece fácil hacer una apuesta. La gran mayoría de los aficionados que se congreguen este próximo domingo, desde las 16.00 horas, en el feudo vallisoletano, hablarán de lo que se perdió el Real Valladolid. Hace tres años, no más, nadie lloró su pérdida. Muchos ni la comentaron. El problema está en que duele ver triunfar algo que fue tuyo y que nunca se apreció. No tanto en el seno del Club y más, quizás, fuera de él.

Es normal, Amath se marchó del Pucela con apenas 17 años. Era un proyecto. Como lo fue Sergio Escudero o Yuri Berchiche, los casos más sonados actualmente, pero como también lo fueron Lolo Plá, Andrés González 'Zubi', Xavier Carmona o el propio Pape. La joya de la cantera, aquel jugador que derrumbó todas las barreras posibles, pero que actualmente juega en el Recreativo de Huelva, conjunto que se encuentra en puesto de play out y que cada semana pelea por seguir vivo. Y jugar, más bien poco. Ni 100 minutos desde el mes de agosto.

Cuestión de talento

En edades jóvenes lo importante es el talento y entender quién puede detectarlo. No es lo que hay sino lo que se ve. En el mundo profesional, todo cambia. Lo destacable son los momentos de acierto, los estados de forma y el aprovechamiento que se puede hacer de ellos. Actualmente es el momento de Amath Ndiaye. El de Pape pudo ser en aquellas sesiones junto Óscar González, Javi Guerra, Álvaro Rubio, Marc Valiente o Patrick Ebert entre 2013 y 2014.

Pese a todo, lo importante y lo que se espera en Zorrilla es que el futuro sea el momento de Jose Arnáiz. El jugador de la casa que aún no se ha ‘independizado’. El resto, es el ventajismo del gol. No es un examen del talento, ni de la calidad ni de la inversión o apuesta que se podía haber hecho por todos los que pasaron por los Anexos. Fueron muchos y no todos triunfaron de blanquivioleta. Tampoco todos llevan un exitoso camino tras Pucela. Salir de Valladolid no siempre es sinónimo de éxito. Amath lo tiene ahora. Nadie lo esperaba. Pape no lo vive cuando todos se lo presuponían. De blanquivioleta, de rojiblanco o de albiazul. El color era lo de menos. O no.



 

 
  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

Para cargar tu nombre y correo automáticamente, accede a Facebook
0
Sus comentarios estarán supervisados por los administradores.
Así vamos...
Segunda División PT PJ
6 Real Oviedo Real Oviedo 53 35
7 Huesca Huesca 52 35
8 Real Valladolid Real Valladolid 49 35
9 Lugo Lugo 48 35
10 Sevilla At. Sevilla At. 46 35
El Desmarque