Facebook Twitter Youtube
El Pucela cae, estrepitosamente, en Huesca

Merecida derrota

Escrito por Ángel Velasco B.

Domingo, 05 Marzo 2017 17:49
Facebook Twitter 54
Reportar vídeo Reportar

1       
SD Huesca
1
0
Real Valladolid
Goles

1-0, min. 81 - Ferreiro

Alineaciones

SD Huesca

Herrera; Akapo, Carlos David, Iñigo, Soriano (Brezancic 79'); Aquilera, Melero; Alexander (Kilian 60'), Samu, Ferreiro; y Lázaro (Vinicius 65')

Real Valladolid

Pau; Moyano; Alex Pérez, Guitián, Balbi (Drazic 81'); Leão, Jordán, Sergio Marcos (Ángel 51'), Míchel, De Tomás y Jose (Villar 59')

Árbitro

Pérez Montero, del colegio andaluz

Tarjetas

Melero (21'), por la SD Huesca, y De Tomás (76'), Moyano (89') y Villar (90'), por la pucelana

Incidencias

Estadio de El Alcoraz. 3.125 espectadores

Si en la previa, el duelo ante la Sociedad Deportiva Huesca eran mucho “más que tres puntos”, con el avance de la jornada, ganaba en trascendencia, importancia y relevancia. La victoria del Real Oviedo (2-1) ante el Cádiz CF y el empate del Club Deportivo Tenerife (1-1) ante el Club Deportivo Mirandés dejaban al Real Valladolid lejos del objetivo. A cuatro puntos de la zona de play off, la visita al Estadio de El Alcoraz era vital para unos pupilos de Paco Herrera que llegaban con la obligación de ganar su segundo partido de los últimos cinco.

Para tal obligación, que no objetivo, el míster pacense repetía once. Descartando esa variación en el once que ideaba durante la semana pero dando la continuidad que prometía a Raúl de Tomás, Sergio Marcos volvía a ser titular por tercera semana consecutiva. La noticia de ver nuevamente a Juan Villar en el banquillo destacaba sobre un once rutinario que se ganaba la continuidad tras el empate (1-1) ante el Club Deportivo Lugo y la victoria (1-3) ante el UCAM Murcia. Cuatro tristes puntos que parecían ser suficientes.

Ese puñado de puntos se ganaba una tercera oportunidad. La gran primera parte y la tremenda efectividad demostrada en el Estadio de La Condomina ofrecía una importante reválida en un campo complejo y ante un rival con elevada ambición. Esa diferencia en la exigencia y en la presión fue positiva para los intereses locales. Con el objetivo cumplido y las ilusiones en todo lo alto, el Huesca se impuso a un débil como inestable Pucela.

Querer y no poder

Denominar al primer tiempo como "soso" y "aburrido" es poco. Ninguna clara ocasión de ambos equipos. Aunque es cierto que tanto pucelanos como oscenses, con sus armas, intentaban llegar al área rival, a nivel ofensivo los dos equipos se resumían en un duelo enfrentado entre Raúl de Tomás y Samu Sáiz. Sin velocidad de juego en el bando pucelano, Míchel Herrero y Sergio Marcos, los dos puntos diferenciales del planteamiento de Paco Herrera, vivían un férreo marcaje y el pucelano se encerraba en la búsqueda de espacios del '47' y de Jose Arnáiz

Tristemente, ninguno de los dos encontraría los metros a la espalda de la defensa de Juan Antonio Anquela y el duelo caminaba al descanso sin grandes ocasiones que llevarse a la boca. La expectación de un disparo muy lejano de Raúl de Tomás llevaría el miedo a la grada de El Alcoraz. Los poco más de 25 aficionados desplazados hasta Huesca no vivieron grandes miedos en los ataques oscenses. Contragolpes liderados por Samu Sáiz, un "mueble" mucho más que diferencial, que morían sin peligro en las manos de Pau Torres.

Una acción a balón parado en el minuto 41 demostraba el problema blanquivioleta. La jugada, ideada para la calidad del equipo, con una asistencia de Sergio Marcos por encima de la barrera a la que no llegaba Jose Arnáiz, demostraba el problema de no poder ejecutar. Por intención e ideas pucelanas no era. Por detalles favorables, sí y de esta forma llegaba el descanso de un más que soso y aburrido primer tiempo.

Verticalidad

Tras esa insulsa primera parte, tanto el Huesca como el Real Valladolid comenzaban el segundo acto con una mayor efectividad. No en los goles, ni mucho menos, tampoco en la creación de ocasiones pero sí en la verticalidad. Los riesgos de uno y de otro dejaban espacio a la espalda de su defensa. Ante ello, y bien pronto, Paco Herrera hacía el primer cambio. Obligado por la lesión de Sergio Marcos, el cuerpo técnico reforzaba el costado zurdo. Al alcarreño le sustituía Ángel García en una variación improvisada ya que el '3' no tuvo tiempo ni de calentar.

Los jugadores del Real Valladolid y la Sociedad Deportiva Huesca en una acción del primer tiempo (Foto: LaLiga).
Los jugadores del Real Valladolid y la Sociedad Deportiva Huesca en una acción del primer tiempo (Foto: LaLiga).

La primera gran decisión del Pucela llegaba en el mejor momento oscense del partido. Los costados azulgrana dominaban el partido y, así, el Pucela tuvo que variar toda su idea. Dando entrada a Juan Villar para variar el sistema, el Real Valladolid formaría el último tercio de duelo con dos jugadores exteriores mientras De Tomás era el '9' puro y Míchel Herrero el mediapunta. El Pucela se aclimataba al partido para dejar de estar a merced de rival y poder ser mínimamente protagonista.

Superados

Pese a esos dos primeros cambios, el paso del partido no hacía mejorar al Real Valladolid. Los oscenses eran superiores y los pucelanos estaban superados, tanto como Alberto Guitián en el claro penalti cometido sobre Borja Lázaro. Pérez Montero no señalaba pena máxima y el partido continuaba en la igualdad inicial. Empate en el marcador que no sobre el terreno de juego donde los locales eran muy superiores. Merecedores del primer tanto del partido, los de Anquela no se adelantarían hasta el minuto 81.

A falta de poco menos de 10 minutos para el final, el fútbol era justo con el juego de unos y de otros y David Ferreiro aprovechaba un balón suelto tras un disparo al palo de Carlos Akapo. Con él, Herrera quemaba sus balas con la entrada de Dejan Drazic pero ya nada valdría. El Huesca continuaba con su ambición para dejar claro quién debía ganar. Con la sensación de estar mucho más cerca el segundo tanto local que el primer visitante terminaba un partido en el que el Pucela nunca fue superior al rival. En ninguna fase del duelo.

Con esta derrota el Real Valladolid vuelve a caer a la lona. Una vez más. Con 39 puntos se queda a cuatro de la zona de play off y vuelva a mostrar esa inestabilidad que tan intrínseca es al equipo. Tras sólo una victoria en los últimos cinco encuentros y con apenas cinco puntos de 15 posibles, Paco Herrera y sus pupilos no llegan a mirar a la zona más baja de la clasificación pero tampoco se ganan el derecho de hacerlo a la más alta. Nueva batalla perdida. Penúltimo berrinche de la temporada.

CLICK PARA COMENTAR


 

 
Así vamos...
Segunda División PT PJ
16 Real Oviedo Real Oviedo 0 1
17 Cordoba Cordoba 0 1
18 Real Valladolid Real Valladolid 0 1
19 Gimnastic Tarragona Gimnastic Tarragona 0 1
20 Huesca Huesca 0 1
El Desmarque