Facebook Twitter Youtube
Insuficiente pero merecida igualada

Intrascendencia total

Escrito por Ángel Velasco B.

Domingo, 12 Febrero 2017 17:55
Facebook Twitter 14
Reportar vídeo Reportar

1       
Real Valladolid
0
0
CD Tenerife
Goles

Alineaciones

Real Valladolid

Pau Torres; Moyano, Alex Pérez, Guitián, Balbi; Leão, Míchel (Rafa 85'), Jordán (Mata 89'); Juan Villar, Jose y Raúl de Tomás (Sergio Marcos 70')

CD Tenerife

Dani Hernández, Cámara, Alberto (Jouini 90'), Germán, Camille; Vitolo, Jorge; Omar (Tyronne 85'), Aarón (Suso 69'), Amath; y Lozano

Árbitro

Pizarro Gómez (Colegio madrileño)

Tarjetas

Amarillas para Joan Jordán (30'), Vitolo (56'), Alberto (61'), Germán (80') y Javi Moyano (90'). Expulsó por doble amarilla a Juan Villar (80')

Incidencias

Nuevo Estadio José Zorrilla. 8.139 espectadores

Tras el varapalo de la derrota (2-1) ante el Girona FC, el Real Valladolid recibía al Club Deportivo Tenerife en un duelo de altura en el que los visitantes mandaban en la clasificación pero en el que los locales eran los que estaban exigidos por obtener un buen resultado. Los pupilos de Paco Herrera sabían que debían ofrecer un buen juego y un estilo convincente para encontrar el equilibrio de su juego y la regularidad en sus puntos. El Pucela estaba apretado y exigido y aún así, no supo estar a la altura de las circunstancias.

Para este partido en el que el Real Valladolid necesitaba esa estabilidad tan demandada en la previa, Paco Herrera confiaba en Pau Torres, en el que ha sido su cuarto duelo consecutivo bajos los palos pucelanos, pero no en el rombo en el centro del campo. Sin Alex López ni Jaime Mata, el Pucela se definía desde la defensa de las últimas jornadas, con Javi Moyano, Alex Pérez, Alberto Guitián y Luciano Balbi, con una sala de máquinas con tres jugadores como André Leão, Míchel Herrero y Joan Jordán y tres hombres ofensivos. Juan Villar y Jose Arnáiz formaban en las bandas y Raúl de Tomás como referencia. El '47', por fin, era el '9' titular del equipo.

Con todos esos ingredientes, variaciones y estilos, el duelo terminaba con un insuficiente empate para los pucelanos. Los de Paco Herrera llegan a los 35 puntos pero, nuevamente, vivirán una semana más fuera de la zona de play off, aquel objetivo pucelano que se escapa por segunda semana consecutiva y tras la pérdida de muchas de las señas de identidad que busca este proyecto o que, al menos, se le deben exigir.

Mismas carencias

Con todo, decía Paco Herrera en la previa que los problemas del Real Valladolid no estaban en el rombo. "Nuestros pecados no son por el rombo", aseguraba el entrenador pacense y puede que llevara razón el míster blanquivioleta porque tras los primeros 45 minutos el equipo tuvo los mismos miedos y preocupaciones que en los partidos anteriores. Pese a la ausencia de Alex López, el Pucela no tenía velocidad de juego. Carecía de automatismos ofensivos y generaba excesivas superioridades interiores. El Real Valladolid no hacía el campo ancho y se convertía en un conjunto fácil de cubrir para los intereses canarios.

Por el contrario, los de Pep Lluís Martí formaban con un equipo aguerrido y encerrado para que su objetivo fuera encontrar espacios a la espalda de los defensas. El Real Valladolid ofrecía pero no consumaba esa superioridad. Por el contrario, los visitantes, sin apenas exhibir ofrecían el mismo miedo y fuerza que los pucelanos. Él partido estaba en detalles o en fallos y el Pucela era el que más ofrecía pero, por el contrario, el que más detalles parecía no dominar.

El partido transcurría por el máximo respeto entre ambos conjuntos y el Real Valladolid necesitaba frescura y movimientos en la zona de ataque pero, tristemente, sólo tenía aranceles y obstáculos que superar. El partido no parecía sencillo y al poco de comenzar la segunda parte las miradas ya se instalaban sobre el banquillo y los seis suplentes de campo que se encontraban junto a Paco Herrera y su cuerpo técnico.

Demasiado plano

Avanzaba el duelo y el partido no variaba. El estilo era el mismo de la primera hora de juego. Un equipo y otro se peleaban por generar ocasiones de gol pero ninguno conseguía ser superior al otro. La igualdad era total. La insustancia del partido, también. Ninguno de los dos conjuntos conseguía ser mejor y el duelo pasaba a depender de una variación desde el banquillo aunque ninguno de los dos entrenadores quiso hacerlo hasta casi pasado el minuto 70. En apenas segundos, tanto Martí como Herrera realizaron sus primeras sustituciones y, la pucelana fue tan sorprendente como criticada. Con el empate inicial, Herrera volvía al rombo para retirar a Raúl de Tomás.

Jose Arnáiz pugna con Vitolo por un esférico durante el partido (Foto: Andrés Domingo).
Jose Arnáiz pugna con Vitolo por un esférico durante el partido (Foto: Andrés Domingo).

A falta de 20 minutos para el final del partido, Paco Herrera quiso volver a su estilo. El rombo volvía a escena con la salida de Raúl de Tomás y la entrada de Sergio Marcos. Sin referencia ofensiva, el Real Valladolid buscaba un dominio mayor del partido y una lectura más pausada que hasta ese minuto. El encuentro variaba por el cambio de sistema pucelano y por la expulsión de Juan Villar a falta de 10 minutos para el final. Un encontronazo con Germán Sánchez en la frontal del área canaria dejaba al equipo local en inferioridad y sin la opción del onubense para el duelo ante el UCAM Murcia del próximo sábado. Todo se sumaba para restar.

Con todo ello, el partido se declaraba en la más absoluta de las irrelevancias. Salvo por un potente disparo de Joan Jordán en el minuto 82 o un remate picado de Alex Pérez en los últimos instantes, el duelo mostraba en su tramo final la misma intrascendencia de todo el partido pero, sobre todo, de los segundos 45 minutos. Ambos querían pero ninguno sabía y el Real Vaalladolid solamente suma un punto ante la cantidad de frentes que tienía ya abiertos en la previa.

Con el empate y la más profundas de las intrascendencias en el juego y el dominio del partido que se le pide al equipo, este Real Valladolid es superado, tras 25 jornadas ligueras, por el camino hecho por el Pucela de la temporada pasada. Ver para creer. El pasado más bochornoso es empeorado en cifras por este ambicioso proyecto que, en determinados partidos convence, gusta e ilusiona pero que ante el Club Deportivo Tenerife decepcionó.

CLICK PARA COMENTAR


 

 
Así vamos...
Segunda División PT PJ
5 Tenerife Tenerife 63 41
6 Huesca Huesca 60 41
7 Real Valladolid Real Valladolid 60 41
8 Real Oviedo Real Oviedo 58 41
9 Reus Deportiu Reus Deportiu 55 41
El Desmarque