Facebook Twitter Youtube
PUNTO QUE EVITA QUE EL PUCELA SE HUNDA

Rodri cierra los paraguas en el minuto 90

Escrito por Chus Rodríguez

Sábado, 09 Enero 2016 18:53
Facebook Twitter 13
Reportar vídeo Reportar

Real Valladolid
1
1
Elche C.F.
Goles

Álvaro Giménez (70'), Rodri Ríos (90')

Alineaciones

Real Valladolid

Kepa, Chica, Marcelo Silva, Juanpe, Hermoso, Álvaro Rubio (Tiba 78'), André Leão, Juan Villar, Alfaro (Diego Rubio 76') , Del Moral (Mojica 76') y Rodri

Elche C.F.

J. Jiménez; Isidoro, Caro, Armando, J. Noblejas; Samu, Lolo, Mandi, Espinosa (Ilie 71') ; Álvaro y S. León

Árbitro

Pablo González Fuertes (Colegio Asturiano)

Tarjetas

Rodri (10´), Marcelo Silva (29'), Leao (31'), Álvaro Giménez (35'), Samu (36'), Espinosa (37´), Chica (52')

Incidencias

Estadio José Zorrilla. 7.239 espectadores

No es que un punto sea la panacea, pero comparado a la semana que le esperaba al Real Valladolid de no conseguir empatar frente al Elche, es agua bendita. Como la que cayó del cielo sin contemplación durante todo el partido. El gol de Rodri Ríos en el minuto 90 deja las cosas más o menos como estaban: regular tirando a mal. Pero evita que la crisis sea oficial.

Nada que ver con Montilivi

La primera parte sirvió para demostrar que el esperpento de Montilivi fue un accidente. El equipo debió cumplir con su penitencia por hacer el ridículo frente al Girona y salió a comerse al Elche. No se lo devoró porque el equipo está reñido con el gol. Por arriba, por abajo, al larguero, al portero, fuera de juego. Cualquier cosa menos marcar. Y es desesperante para todos. Para los jugadores los primeros, no cabe duda. No es justo suspender todos los exámenes por ponerte nervioso en el momento de empezar a escribir. Pero es parte del negocio. Es lo que hay. Algún profesor tiene piedad en la revisión si ve que te lo has currado. Y posiblemente el fútbol hiciese en Zorrilla de maestro y el tiempo de descuento de despacho. Además, con el que más lo merecía. Para qué nos vamos a engañar. Y eso que Rodri no fue el único fallón durante la primera parte. Se cantaron de todos los colores.

Baile de tarjetas

Gran parte del primer acto se tiró a la basura por absurdas amonestaciones. No estaba el partido para embarrarlo de tarjetas, pero González Fuertes actuó como acostumbra. Repartió hasta seis en los primeros 45 minutos. Por partes, para no liarse. Una balanza de manual. Rodri, Marcelo Silva y Leao por un lado. Y de seguido, en tres minutos, a Álvaro, Samu y Espinosa. El fútbol lo tramitaban Alfaro y Manu del Moral, pilotando a un equipo que se gustaba y que pensaba que sería cuestión de tiempo enjaular en la portería de un pitado Javi Jiménez. El fútbol es tan cachondo que permite ver al portero que tiró por tierra el play-off en el año 2011 con la camiseta del verdugo en aquella promoción.

El Elche se redujo en la primera parte a Javi Espinosa. Un jugador que estuvo muy cerca de recalar en Zorrilla el pasado verano. De hecho, llegó a comunicar a su entorno que jugaría en el Pucela. Pero al final se cruzó el Elche y en el equipo de Baraja es clave el talaverano. Los franjiverdes se limitaron a esperar, a cansar al Real Valladolid, que empeñó el partido contando con que marcaría. Pero no lo hizo. Ni a balón parado por medio de Hermoso, ni con Marcelo Silva de cabeza, ni con Juan Villar tras un pase perfecto de Alfaro, ni con Chica enviando al larguero...el balón no entró y los de Miguel Ángel Portugal debieron pensar que asumir otro rol en el encuentro tendría más éxito. 

Un gol que cambia todo

Así que pasaron a especular y a dejar hacer al Elche que, pese a la lluvia y el estado del terreno de juego, aceptó el baile. El partido, condenado al empate inicial, se rompió con el gol de Álvaro Giménez. Marcó en una jugada como decenas había tenido minutos atrás el Pucela. Pero se trata de eso, de marcar. Y Zorrilla se vino abajo. Con los paraguas abiertos, jarreaban problemas para Portugal, que no agitó la coctelera hasta que no levantó la cabeza para ver el 0-1 en el electrónico del estadio. 

Cuando menos se esperaba...Rodri

Y como de los errores se aprende, el equipo buscó mucho tiempo después la épica del tiempo añadido. Estaba el partido para ello: lluvia, barro...y desesperación. El Pucela se volcó en área contraria y el temple de Diego Rubio, sumado a las ganas de Rodri Ríos, significó un empate heroico que evita que el Real Valladolid caiga en una depresión por su falta de efectividad. Al Real Valladolid le falta gol, pero Rodri lo tiene y lo sacó cuando más se necesitaba. 



 

 
  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

Para cargar tu nombre y correo automáticamente, accede a Facebook
0
Sus comentarios estarán supervisados por los administradores.
Así vamos...
Segunda División PT PJ
6 Real Oviedo Real Oviedo 53 36
7 Huesca Huesca 52 35
8 Real Valladolid Real Valladolid 50 36
9 Lugo Lugo 48 35
10 Sevilla At. Sevilla At. 46 35
El Desmarque